Escuela Carretera Austral de Bahía Murta apuesta por la educación ambiental para reconocer los efectos del cambio climático

Escuela Carretera Austral de Bahía Murta apuesta por la educación ambiental para reconocer los efectos del cambio climático

El director de la escuela rural, Carretera Austral, de la localidad de Bahía Murta, Germán Haro, no esconde su interés por mejorar los canales de educación ambiental y a través de ellos, disminuir los efectos e impactos que el cambio climático tiene en la zona del Baker o al menos, crear conciencia desde edades tempranas. “Vemos que el Cambio Climático sí existe de diferentes formas, ahora estamos viendo que desgraciadamente no ha nevado, cosa contraria a lo que ocurría 15 años atrás y ahora no hay nieve, ni siquiera en los altos del sector Cofré y eso significa que la situación de calentamiento global se nota. Estamos con un clima que antiguamente podría ser de Puerto Montt y hoy lo tenemos acá”, señaló en el programa Relatos del Baker, del Laboratorio eco Climático del CIEP, parte del proyecto de seguimiento del cambio climático en la cuenca del río Baker (RECCA).

Los niños y niñas echan de menos la nieve, que se convirtió en las últimas décadas en abundante agua lluvia. “Igual todo esto perjudica el acceso al agua, cuándo íbamos a pensar que tendríamos escasez de agua y es notorio. Hay que hacer proyectos para colocar agua dentro del sector, pensando en que en las napas tampoco existe agua. Y lamentablemente es una realidad que vamos a tener que vivir y acostumbrarnos”, manifestó Haro.

“Podemos enseñarle muchas cosas a los niños y niñas, pero no depende solamente de nosotros, sino que es un problema a nivel mundial, de grandes empresas e industrias que son las que hacen más daño y es difícil hacer algo. Nosotros podemos hacer algo pequeños con los niños, para así hacerles notar que la situación es grave y tenemos que cuidarnos”, acotó Haro.

Cabe recordar que actualmente el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP) a través del Laboratorio Eco Climático, se encuentra desarrollando un proyecto que busca conocer la percepción de las comunidades respecto al cambio climático y a la vez entregar herramientas para reconocer sus efectos e impactos en la población.

“Y serán los jóvenes los que tendrán que ver cómo hacer de la vida algo mejor, y tener las necesidades cubiertas, como es el agua. Ahora mismo tenemos problemas de agua en la parte rural, tenemos el lago, pero arroyos y arroyuelos ya no existen. Esto viene para quedarse y hay que aprender a adaptarse, ser más cuidadoso con lo que hacemos, especialmente en lo que es el agua, que ya lo estamos viviendo en estas localidades chicas”.

Y añadió que “la tierra ya está tibia, como dicen los antiguos. Agradezco el proyecto que hacen, los escucho permanentemente, porque es importante para todos tener la posibilidad de informarse sobre estos temas”.

 

Compartir artículo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *