Juan Carlos Osorio, investigador UACH: “La Patagonia y océanos australes son los lugares más importantes del mundo para regular el cambio climático”

Juan Carlos Osorio, investigador UACH: “La Patagonia y océanos australes son los lugares más importantes del mundo para regular el cambio climático”

“Los océanos australes, la zona litoral y costera de la Patagonia son algunos de los lugares más importantes del mundo para regular la variación del clima, por una parte, a través de la absorción de CO2 (dióxido de carbono) desde la atmósfera y por otra para regular el cambio climático”, señala Juan Carlos Osorio, investigador del Campus Patagonia Universidad Austral de Chile, tras el webinar “Rol de la Patagonia en la Mitigación y Adaptación al Cambio Climático”, organizado en conjunto con el Laboratorio Eco Climático del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP).

El objetivo del webinar, que puede ver en las páginas de Facebook de Red Climática, CIEP y Campus Patagonia de la UACH, fue entregar información y concientizar sobre la importancia que tiene la Patagonia, la zona sur austral de Chile y Argentina y su respectivo contorno oceánico, en la mitigación del cambio climático, además de relevar el rol de los bosques nativos de Aysén para atenuar el Cambio Climático y absorción del CO2 a nivel nacional y global.

Desde el punto de vista científico está bastante claro lo que hay que hacer. El último Informe del Panel Intergubernamental por el Cambio Climático (IPCC), señala que es urgente reducir las emisiones de CO2 a la mitad de lo que se emite actualmente en los próximos diez años, “eso es clave para evitar eventos más extremos que los que ya se están viviendo y llegar a un punto sin retorno”, enfatiza Juan Carlos Osorio.

Es así que la comunidad científica mundial presiona para que las decisiones sean ambiciosas, ya que es la política la que debe generar las acciones que desde el punto de vista científico están muy claras, “y esto debe involucrar a la sociedad para que se acelere el proceso de transición hacia un mundo basado en fuentes renovables, que en combustibles que contribuyen al efecto invernadero”.

Es clave el trabajo colaborativo entre ciencia, sociedad civil, autoridades y más allá de las decisiones que se adopten a nivel mundial o nacional, “en la región de Aysén podemos ser un modelo que contribuye en términos globales y nacionales y dar un ejemplo de cómo adaptarnos como seres humanos en un entorno natural, por eso la importancia al trabajo colaborativo en la implementación de acciones que nos beneficiarán a todos y todas, incluyendo a nuestros descendientes”, precisa Osorio.

Por su parte desde el Laboratorio Eco Climático del CIEP, Luis Alberto Gómez, agregó que “adaptarse es esencial si queremos tener comunidades que puedan desarrollarse de manera más armónica en el futuro, debido a que el Cambio Climático va a generar una mayor cantidad de eventos meteorológicos extremos, como sequías o precipitaciones de gran intensidad que sabemos que tienen impactos en el desarrollo de las comunidades y el buen vivir. La planificación, educación e información, entender esta problemática resulta esencial si queremos tener comunidades sanas hacia el futuro”

Por último, José Andrade, geógrafo del proyecto de seguimiento del cambio climático en la cuenca del río Baker (RECCA), indicó que “estamos muy atentos a lo que está pasando en la COP 26, no estamos lejos de un punto de no retorno, entonces es importante que se adopten medidas serias”, sentenció.

Compartir artículo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *